jueves, 17 de mayo de 2012

Pruebas de conectividad a Monkey Point

Después de varios meses para poder coordinar a todas las partes implicadas y todo el material, fuimos a Monkey Point a hacer las pruebas de conectividad del radio enlace.

Finalmente Genís y yo decidimos que uno de los dos se quedara en el Cerro Aberdeen para poder solucionar cualquier problema que sucediera con la antena instalada allá. El viaje a Monkey Point nos había costado muchos esfuerzos y sólo teníamos una oportunidad, así que teníamos que prever y tener controlados todos los posibles errores que nos pudieran ocurrir con el radio enlace, así que Genís se quedó al Cerro para poder así solucionar los posibles problemas de allí.

A las 6 de la mañana del sábado ya estábamos en el muelle del MINSA preparados para empezar el viaje. Además de la Dra. Castro y yo viajaba con nosotros Allen, alcalde Monkey Point, i Francisco Villavicencio, auxiliar de enfermería pero capacitado en el sistema de radio telecomunicaciones del MINSA.

En una hora y media llegamos a Monkey Point, un viaje movido ya que la luna había cambiado y había alborotado un poco el mar. Cuando llegamos ya teníamos a los hombres de la comunidad esperándonos para ayudarnos a cargar el andamio y el material hasta el cerro donde se iban a realizar las pruebas.

Cerro de la Turbina de Blue Energy
Todo el mundo colaboró al 100% con el montaje del andamio y la antena. Como curiosidad comentar que para proporcionar energía a la antena y a la computadora que traíamos los conectamos a la turbina eólica que tiene instalada la ONG BlueEnergy en la comunidad.

Andamio y posterior instalación de la antena

Baterías conectadas a la turbina eólica de BlueEnergy
Finalmente llegó el momento de la verdad! Y el resultado no fue satisfactorio ya que las antenas no se veían de ninguna forma… así que empezamos a valorar posibles fallos como: altura de la antena, configuración… La configuración de las dos antenas era correcta y para solucionar la altura de la antena conseguimos un palo para poderla poner más arriba, así que finalmente conseguimos que estuviera a 12,5 metros!! (En las simulaciones se había considerado 10 metros). Pero aun así no conseguíamos recibir señal desde Bluefields.

Para terminar de asegurarnos que todo estaba bien teníamos que hablar con Genís, él estaba al Cerro esperando mi llamada. El problema es que en Monkey Point no hay señal de celular y es imposible comunicarte!! ¡Pero estaba todo planeado! En la comunidad hay un puesto del ejército naval que tiene una radio con la que se comunican con el puesto de la naval de Bluefields, así que simplemente los de la naval de Bluefields tenían que llamar a Genís con un celular. Muy amablemente nos hicieron el favor y conseguimos hablar. Pero simplemente nos sirvió para llegar a la conclusión que lo teníamos todo tal y como se había planeado en las simulaciones y el radio enlace no funcionaba, podía ser la distancia de 48,8km (las antenas tiene su máximo de cobertura a 50km), la vegetación abundante… Eran consideraciones que se habían tenido en cuenta pero la realidad, es la realidad y a veces hay cosas que no se pueden prever.

Teníamos previsto quedarnos a dormir a Monkey Point y el día siguiente volver a realizar pruebas y volver, pero nos habían alertado que las previsiones del mar eran muy malas y era mejor volver el mismo día. Así que aunque nos pesara porque no habíamos conseguido nuestro objetivo teníamos que recogerlo todo y volver a Bluefields.

Grupo de la expedición a Monkey Point
Realmente el viaje de vuelta fue una odisea, grandes olas que nos mojaron de arriba a bajo! Y como dirían nuestros amigos nicaragüenses, gracias a Dios llegamos a Bluefields!